Apego? Enamoramiento? Dolor? La vida de el ser humano est?? habitada por el trinomio amor-desamor-odio

Por Ingela Camba

La vida del acontecer persona est?? habitada por el trinomio amor-desamor-odio. Con el psicoan??lisis esta consideraci??n va todav?­a m??s all??, puesto que la mente misma se construye desde el apego as?­?­ como el odio. En la sesi??n anal?­tica , igual que brillo de la vida humana, se escucha sobre as?­?­ como se viven esas emociones. Como lo plantea Kristeva (1986) ???El ligado recurre al disecci??n a causa sobre una carencia sobre apego. As?­?­ como es mediante la restituci??n sobre la destreza amorosa en el v?­nculo transferencial ??“antes de tomar distancia de el mismo??“ como conduce su vivencia anal?­tica.???

Respecto a este motivo, encontramos en t?©rminos coloquiales conceptos como el amor y el enamoramiento. De poder pensarlos es necesario elaborar algunas puntuaciones. Por un lado, el enamoramiento ser?­?­a un estado emocional altamente valorado por el acontecer humano, ya que acompa?±a a cualquier el ser, lo atraviesa por integro ??“el psiquismo perforando un cuerpo??“, podr?­a decirse que casi se notan f?­sicamente.

Freud (1914 2018-29) en Introducci??n al Narcisismo describe c??mo ???la libido objetal nos da la impresi??n lograr su extremo incremento en el amor, el que se nos presenta igual que una disoluci??n de la propia temperamento en favor sobre la carga de objeto.??? En otras palabras, la alma enamorada parece empeque?±ecerse, mientras que el sujeto querido es sobrevalorado, como efecto sobre la libido (esta energ?­a de vida nunca exenta sobre sexualidad) que se deposita de forma masiva en ese otro.

El amor igual que conmoci??n y el apego como v?­nculo

Cuando short de enamorarse, estamos hablando la generalidad de las veces de la emoci??n que acompa?±a el v?­nculo. De Otto Kernberg (1995) ???la capacidad de enamorarse es un pilar fundamental de la contacto sobre pareja [pues] supone la aptitud para ligar la idealizaci??n al anhelo er??tico y el probable para establecer una contacto objetal profunda??¦???. El v?­nculo ser?­?­a la contacto en s?­, ser?­?­a el apego exacto. El v?­nculo se expresa de much?­simas formas las miedos que lo acompa?±an, los gestos que lo acercan y el dolor que da la impresi??n que no cicatriza.

Ser?­?­a com??n que las personas en la trato amorosa se angustien cuando dejan sobre percibir la sentimiento de el enamoramiento, como si esto marcara el fin del apego. El hecho de que la emoci??n inaugural se desvanezca, nunca deber?­a indicar que acab?? la poes?­a. La sentimiento muda de manera No obstante lo que permanece all?­ ser?­?­a el v?­nculo. El apego est?? transformado o representado de diferentes formas probablemente menos bellas desplaz??ndolo hacia el pelo sublimes, como el control, la identificaci??n, la ambivalencia, los celos, la competencia, etc.

Quien m??s te quiere, ??te har?? sufrir?

El v?­nculo con el otro est?? especifico por la misma estructura y no ha transpirado es en las relaciones m??s significativas que se despliega lo m??s hondo de el acontecer. En otras palabras, dan muestra de la modo igual que individuo se enlaza as?­?­ como Se comprende con el universo. Desde este tema de vista, la trato es controladora, cruel, absorbente e identificatoria, de envidia, sobre agradecimiento, de reconocimiento, con ansiedades de separaci??n o todo composici??n sobre estas modalidades.

En ese significado, la cabeza inconsciente es poquito libre as?­?­ como, adem??s, nunca reconoce su carencia sobre libertad. As?­ que el psicoan??lisis es fundamental para suprimir la rigidez de las patrones que individuo nunca conoce sobre s?­ similar. Retomando a Kristeva (1986) ???A partir de acontecer el ligado sobre un discurso amoroso a lo largo de las a?±os de vida del examen, toma roce con las potencialidades de transformaci??n ps?­quica, sobre innovaci??n intelectual e tambien de modificaci??n f?­sica (??¦) el espacio anal?­tico ser?­?­a el ??nico lugar expl?­citamente designado por el acuerdo social en donde Existen derecho de hablar de las heridas as?­?­ como de investigar novedosas oportunidades sobre admitir novedosas gente, nuevos discursos.???

En ninguna sobre estas relaciones queda exteriormente de el psiquismo ni la emoci??n ni la magnitud sobre las sentimientos, aunque su expresi??n si puede diferir. En ocasiones la normal tan intensa sin embargo contraria se apodera de toda la emocionalidad as?­?­ como la cubre apareciendo una cosa similar a la inhibici??n o un aplanamiento afectivo. El ligado puede meditar que no se interesa por nada, cuando se intenta en realidad sobre la pensamiento defendi?©ndose sobre su propia pasi??n.

??El fracaso de la conexi??n se deber?­a an una penosa elecci??n de pareja?

Otro asunto clave es el sobre la selecci??n sobre pareja, puesto que en este aspecto hay gran cantidad de trazos narcisistas. La una diferente persona puede ser elegida porque goza de lo que an individuo le falta, porque su asistencia podr?­a terminar cualquier ideal sobre nosotros mismos o coincide con la vida que creemos precisar cumplir ??“?©xito, inteligencia, belleza, status, conocimientos, potencia, etc.??“.

Asimismo, cuando escogemos al ?«otro?», esta opci??n se halla determinada en su mayor pieza por lo que cada humano es, nunca tanto por lo que el ?«otro?» es. Existe una proyecci??n inconsciente en lo que buscamos sobre las otros y no ha transpirado esto ocasiona que pongamos en ellos expectativas sobre realizaci??n propias. Sobre aqu?­, podr?­amos imaginar c??mo sigue la biograf?­a, porque en primer sitio la elecci??n sobre la humano es producto de puntos inconscientes.

Conviene distinguir otro tipo de selecci??n sobre objetivo, cuando, como podr?­?­a ser se desempe?±ar pensando m??s en un pap?? que cuida o en una mam?? que consiente y no ha transpirado alimenta con detalles. Ciertamente, esta maneras de escoger parece tocar m??s al equilibrio sobre lo ed?­pico desplaz??ndolo hacia el pelo da muestra de una inquietud de m?­??s grande por el v?­nculo con el otro, que por la proyecci??n sobre fantas?­as propias. Se tratar?­a sobre un amor en gran contacto con el otro, que con uno similar.

No hay amor rematado, ni existe alternativa de estructurar el amor dentro sobre un v?­nculo. No obstante quiz?? En Caso De Que cerca de preguntarse ??C??mo amamos? ??Reconocemos desde qu?© sitio se escoge al compa?±ero? ??Hay un prototipo sobre v?­nculo al que No debemos renunciar?